AIRBN: ¿QUÉ HAY QUE SABER?

Diez años de plena actividad han sido suficientes para que Airbnb se posicione como una de las plataformas de alquiler vacacional más populares de todo el mundo, con presencia en 81.000 ciudades de 191 países y más de 300 millones de huéspedes a lo largo de su historia.

De uso sencillo y aparentemente seguro, el usuario únicamente ha de realizar la reserva y esperar la confirmación del anfitrión, efectuándose el cargo automáticamente, según la política de cancelación pactada.

A pesar de los controles de seguridad y las garantías de Airbnb la picaresca del estafador puede convertir a los huéspedes en víctimas de un timo, y es por ello,  desde Unión Asociativa de la Comunidad Valenciana Especializada en Consumo y Calidad de Vida (UNAE) recomendamos las siguientes medidas preventivas que hay que adoptar a la hora de formalizar una reserva a través de esta plataforma:

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Asegúrate de que te encuentras en la verdadera página web oficial de Airbnb: últimamente, los estafadores se centran en el método ‘phising’ para conseguir sus objetivos. Suplantan la identidad de un tercero, y a través de un correo electrónico, el delincuente virtual conduce a la víctima a un sitio web falso, idéntico en apariencia a la plataforma en cuestión. Es por ello, que antes de nada, el consumidor debe revisar la url y cerciorarse de que comienza por ‘https’. Solo así sabremos con seguridad si nos encontramos o no en el portal oficial de Airbnb.

 

  • Lee y compara las valoraciones y comentarios de los huéspedes sobre los anfitriones y alojamientos: las fotos aportadas por el anfitrión a veces pueden ser engañosas, así que es conveniente informarse a través de los comentarios aportados por anteriores huéspedes sobre el servicio ofrecido. Además, para mayor seguridad, será más fiable el propietario que tenga un perfil completo con todos sus datos y biografía, y que cuente con la insignia Superhost de Airbnb, la cual certifica que su trayectoria en la plataforma ha sido excelente.
  • Consulta la política de cancelación y reembolso: hay que tener en cuenta la existencia de diferentes normas sobre cancelación, más o menos flexibles, y que son impuestas por el anfitrión. Si no estás seguro de la fecha de tus vacaciones, fíjate bien en la política de cancelación a la hora de hacer la reserva. Asimismo, en caso de que haya algún problema durante el viaje (anulación de la reserva por parte del anfitrión, imposibilidad razonable de acceder al alojamiento o descripción o ilustración inexacta de la propiedad), el consumidor puede optar al reembolso del importe, en función de la política de reembolso que acepte a la hora de realizar la reserva. Por eso, es importante leerse las cláusulas, antes de aceptarlas.

 

  • No realices pagos fuera de la plataforma: aunque el anfitrión te cause buena sensación y te lo solicite, no realices ninguna transacción económica por privado, pues en caso de estafa, Airbnb no se hará responsable.

 

  • Busca el alojamiento en otras plataformas: es posible que el anfitrión haya ofertado el alojamiento en otras páginas webs, a precios distintos y condiciones distintas. Investiga por la red y valora si la oferta de Airbnb cumple con tus necesidades y exigencias. Además, podrás afianzar tu seguridad sobre la fiabilidad del anfitrión, pues podrás leer críticas de otros huéspedes que han contratado a través de portales web distintos.

POLÉMICA  

Tras más de 6000 quejas de distintos usuarios, la Comisión Europea ha dado un ultimátum a la plataforma Airbnb para que le presente sus propuestas para cumplir la normativa europea de consumidores.

Bruselas denuncia la falta de transparencia e información para el consumidor, puesto que dentro de la plataforma pueden observarse las siguientes irregularidades: alquilar un piso para las vacaciones y que la tarifa inicial aumente respecto al precio inicial, llegar a una casa sin saber si es la residencia habitual de una familia o si pertenece al titular de un fondo de infinidad de propiedades en la ciudad.

“La popularidad de una plataforma no puede ser una excusa para incumplir las normas de consumo de la UE. Los consumidores deben entender fácilmente cuánto y para qué servicios pagan. Y tener reglas justas, por ejemplo, si el propietario cancela la reserva”, señala Vera Jourová, la comisaria europea responsable de Consumo.

UNIÓN ASOCIATIVA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA
ESPECIALIZADA EN CONSUMO Y CALIDAD DE VIDA
(UNAE)

 

http://www.unaevalencia.com
unae.info@gmail.com